• info19227

Una Invitación al Saber : Todo Está Bien

Updated: Mar 14

Un vistazo a la simplicidad de Estar a Gusto


La base de la felicidad es la confianza relacional. Esto se puede experimentar sin recurrir a abstracciones ya que en Somatic Science® utilizamos las experiencias del cuerpo, la mente y los sentimientos. Los usamos para demostrar en el acto que, seamos quienes seamos, no somos ni el cuerpo, ni la mente, ni los sentimientos. Es solo porque ignoramos de manera habitual e inconsciente al cuerpo, la mente y los sentimientos, que estamos tan angustiados y nos identificamos plenamente con ellos. Esto deviene en la infelicidad.

Este hábito individual de ignorar nuestra verdadera experiencia se combina con el condicionamiento cultural que consiste en tratar tanto a uno mismo y a los demás como si fueran objetos. Si nos tratamos a nosotros mismos como objetos, esto invariablemente causará una sensación de separación interior, experimentada como respuestas incompletas del sistema nervioso (traumas, tensiones, síndromes, etc.).

Esta sensación de separación objetiva se extenderá naturalmente a toda nuestra vida. Nuestro sistema nervioso experimenta la sensación de separación como una amenaza, por lo que desencadenará lo que se llama el ciclo de respuesta a la amenaza y activará comportamientos o actitudes de lucha / huida / inmovilidad. Este no es un estado de cosas agradable, por tanto no estaremos a gusto con nosotros mismos.

Eres Tú, soy Yo quien confunde nuestra identidad con estos fragmentos. Esto genera en nuestra experiencia del Ser la sensación de que algo no está bien aquí y ahora, y provoca un mal estar dentro de nuestro Ser al que nos habituamos a llamar yo.

Este sentido de yo no es más que un compuesto de experiencias corporales (incluyendo sensaciones, pensamientos y sentimientos sobre el mundo interior y exterior) que contienen un patrón energético repetitivo y generalmente defensivo en su núcleo. Este núcleo está gestionado por el complejo vagal dorsal (CVD) dentro de la rama parasimpática del sistema nervioso autónomo. Tened en cuenta que esto se refiere principalmente a las estructuras asociadas con el décimo nervio craneal (X) en la imagen de abajo.

Debido a su génesis evolutiva dentro del sistema nervioso de los anfibios, el CVD es el administrador primordial de nuestros estados corporales: ¡Su origen está cientos de millones de años antes que nosotros!

Controla la respiración, la frecuencia cardíaca, las hormonas y la mayoría de los otros procesos autónomos que, sin saberlo, llamamos yo. Está directamente relacionado con una de las cortezas neurales dentro del hipotálamo que procesa las respuestas al miedo y puede utilizar el poder de las estructuras límbicas y corticales del cerebro. Por lo tanto, aunque los anfibios no pueden razonar o sentir afecto hacia sí mismos o los demás, pueden controlar nuestras respuestas y engañarnos, tensando nuestros músculos y vísceras. Esto intensifica las experiencias de fragmentación dentro del cuerpo, la sensación de que algo terrible es inminente, y la sensación de localización de nuestra inteligencia como un objeto exclusivamente corporal.

Proponemos una dialéctica simple para explorar la solución a este enigma. Para ello, debemos establecer una experiencia de seguridad relacional entre nosotros. Una vez que se establece, nosotros, como inteligencia consciente, podemos reflejar esta seguridad relacional en nuestras experiencias corporales, liberándonos finalmente de la sensación ficticia de fragmentación. Este enfoque regula a la baja la CVD y regula al alza el complejo vagal ventral (la CVV a menudo se conoce como la red vagal humana).

Aquí hay un ejemplo de investigación dialéctica y terapéutica en forma de relato, una ficción compuesta a partir de muchas vivencias con clientes:

Jaime: "Siento que algo anda mal."

Guillermo: "Cuando dices que sientes que algo anda mal, ¿eres tú el que siente que algo anda mal, eres tú el malestar o eres el que dice que sientes que algo anda mal?"

J: "Pues ... supongo que soy yo quien dice que algo anda mal ..."

G: "Vale Jaime. Como te das cuenta de que eres el que está diciendo eso, ¿qué sucede a continuación en tu experiencia?"

J: "Bueno, ahora mismo mi garganta se está apretando, y me siento triste ..."

G: "Cuando te das cuenta de esto y dices aquello ahora mismo, ¿qué sucede en tu cuerpo?"

J: "Siento las lágrimas brotar de mis ojos ... y tampoco quiero llorar frente a ti, tengo miedo."

G: "Está bien, Jaime. Debes saber que estoy contigo y que soy consciente de tu existencia aquí y ahora mismo. De la manera que seas capaz, ¿puedes dejar que salgan las lágrimas? Si no, así te das cuenta de que tu garganta se aprieta, házle saber que tu sabes que está apretada y quiere expresar algo. Así como yo sé que tu sabes que existes en este momento".

J: "Cuando me permito saber que sabes de mi existencia me siento visto, y no siento que estemos separados. Cuando mi garganta sabe que soy consciente de su necesidad de gritar, es lo mismo - es como si se sintiera vista y este ver la libera para soltarse del llanto y ser como quiere ser. La intensidad desaparece y solo hay espacio y un fluir ahora muy grato ... "

G: "Sí Jaime, sé libre ... sé"

Cuando experimentamos el cuerpo, la mente y los sentimientos como lo que son -objetos experienciales en nuestra conciencia- el flujo de energía en el cuerpo vuelve a ser uniforme, ya que hay una ausencia de polaridades en el funcionamiento de la mente. Nuestros sentimientos reflejan esta armonía y permanecen imperturbables. Ya no nos sentimos intensamente localizados o fragmentados, el cuerpo es un todo y ya no está claro que soy solo un objeto corporal, me ser es espacioso.

Solo Tú, que no eres ni cuerpo ni mente pero que puedes reflejar ambos, vives en Todo-Es-Bien Estar. Tu que eres consciente aquí y ahora, de la escritura y lectura de estas palabras tiene lugar en este mismo momento.

Tú, que eres consciente de la actividad de leer, no eres ni la actividad de leeer ni el contenido que se lee. Si hay una experiencia de malestar dentro de ti, no eres ni el que experimenta el malestar ni el malestar que se experimenta.

El uso consciente de la mente descubre la apasionante verdad de la seguridad relacional bidireccional. Esto disuelve la aparente separación entre Ti y cualquier objeto dentro de Tu experiencia. Es el enfoque orgánico de Somatic Science® hacia la conciencia no dual.


47 views0 comments

Recent Posts

See All

© 2021  by FGA | Somatic Science Consulting LLC

Subscribe to Our Site